Los efectos de las hipotecas multidivisa

Según informa el “diario ABC”, se ha estimado que unos 60.000 españoles están afectados por las denominadas “hipotecas multidivisa”. Una modalidad, especialmente en yenes y francos suizos, que se comercializó especialmente entre 2006 y 2008.

La situación de aquellas personas que confiaron en un préstamo multidivisa ha derivado, han apuntado desde una plataforma especializada en reclamaciones, en una mayor deuda con el banco, que la que tenían en el momento de adquirir su vivienda. La causa no es otra que la devaluación del euro frente a otras monedas.

Varias sentencias judiciales han demostrado la existencia de estrategias comerciales engañosas en una parte importante de su comercialización. Lo que ha impedido que los consumidores fueran conscientes de la complejidad y los riesgos de este tipo de productos.

Para todos los afectados, se informa que no hay fecha de caducidad para reclamar, ya que los jueces españoles no han puesto fecha de caducidad a las reclamaciones. Se puede reclamar cualquier hipoteca multidivisa, incluso las que se han cancelado.

También recuerdan que hay que reclamar en los juzgados y el banco tiene que demostrar que entregó información suficiente sobre los riesgos de este producto al cliente. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) publicó el pasado año una sentencia en la que explica que estos productos son abusivos si el cliente no recibe la información suficiente para tomar decisiones fundadas y prudentes.

El Tribunal Supremo ha adaptado la jurisprudencia española al criterio fijado recientemente por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Una sentencia que ha abierto la vía para reclamar la abusividad de las hipotecas multidivisa. Como condición es necesario que un tribunal español haya reconocido esa falta de transparencia en cada caso en concreto.

Por lo que todo consumidor que haya suscrito un préstamo hipotecario multidivisa podrá solicitar judicialmente, que su préstamo hipotecario sea declarado abusivo cuando, no haya sido informado de las consecuencias que podrían conllevar en la cuota mensual, los cambios en las cotizaciones de la moneda extranjera a la que estuviera referenciada su hipoteca. Aparte de no haber sido informado correctamente del riesgo del tipo de cambio del euro a la moneda extranjera, y el procedimiento para llevarlo a cabo, ni los costes que puede llevar aparejado para el consumidor.

La entidad financiera que no le haya ofrecido al cliente diferentes escenarios de variaciones de los tipos de cambio, que no haya preparado simulaciones a favor y en contra de las apreciaciones o depreciaciones de esta moneda frente al euro, estarán incluidas.

También aquéllas que no hayan explicado suficientemente bien los riesgos que conlleva la suscripción de un préstamo hipotecario en una moneda extranjera. Especialmente, si el consumidor no percibía sus ingresos en dicha divisa.

Cataluña, Madrid y Andalucía son las comunidades autónomas más afectadas.

La cantidad media que se puede recuperar está en torno a unos 62.400 euros, según han estimado desde la plataforma de reclamación.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *